Disputas entre inquilinos y arrendadores y demandas de desalojo


Una acción de desalojo se trata de un reclamo que presenta el arrendador contra el inquilino para la posesión de una vivienda de alquiler. El objetivo de estos litigios es resolver los casos en los cuales el inquilino no ha cumplido con el contrato de alquiler. El monto total que se puede reclamar en una acción de desalojo que se presenta en un juzgado de paz es de $10,000.00, sin incluir el interés, las costas y los honorarios de abogado otorgados.

Se debe presentar la acción de desalojo en la jurisdicción donde se ubica la propiedad.

Para preparar una acción de desalojo en AZTurboCourt, por favor diríjase a: AZTurboCourt Eviction Action. El sitio web les explica paso a paso a los usuarios el proceso de crear los documentos necesarios para la acción de desalojo. AZTurboCourt cobra una cuota administrativa para este servicio y es posible que el juzgado cobre cuotas administrativas adicionales en el momento de presentar la acción.

Si usted prefiere mandar a imprimir los formularios sin costo alguno y sin recibir ayuda a la hora de rellenar los formularios, podrá utilizar los formularios en este sitio web.

Para ver las preguntas frecuentes e información sobre el proceso de desalojo y los requisitos en cuanto a los formularios, diríjase a AZCourtHelp.org.


Debido al brote de la enfermedad del nuevo coronavirus 2019 (COVID-19), el 16 de julio de 2020, el Gobernador Douglas A. Ducey emitió la Orden ejecutiva 2020-49, la cual continúa permitiendo a los inquilinos pedir que se prorrogue la ejecución de demandas de desalojo en ciertas circunstancias. Los inquilinos pueden consultar la siguiente lista para orientarse: Lista de control para inquilinos – Medidas que un inquilino debe tomar de acuerdo con la Orden ejecutiva 2020-49. 


Debido al brote de la enfermedad del nuevo coronavirus 2019 (COVID-19), el gobernador Douglas A. Ducey emitió la Orden ejecutiva 2020-14, el 24 de marzo de 2020, la cual les permite a los inquilinos pedir que se prorrogue la ejecución de demandas de desalojo en ciertas circunstancias. 

PARA REUNIR LOS REQUISITOS DE DICHA PRÓRROGA, EL INQUILINO DEBE AVISAR AL ARRENDADOR O DUEÑO DE LA PROPIEDAD DE CUALQUIERA DE LAS CIRCUNSTANCIAS MENCIONADAS EN EL FORMULARIO (“AVISO AL ARRENDADOR”), YA SEA POR ESCRITO EN PAPEL, POR CORREO ELECTRÓNICO, POR TEXTO O EN ESTE FORMULARIO. LOS INQUILINOS DEBEN GUARDAR UNA COPIA DE TODO LO QUE SE MANDE AL ARRENDADOR PARA ENSEÑARLO A CUALQUIER AGENTE DE ORDEN PÚBLICO O AUXILIAR DE JUSTICIA (CONSTABLE) QUE LLEGUE A LA VIVIENDA CON EL FIN DE DESALOJAR AL INQUILINO Y PARA ENSEÑARLO AL JUEZ, SI ES NECESARIO. TAMBIÉN SE DISPONE DE UNA VERSIÓN BILINGÜE (“AVISO AL ARRENDADOR”) (haga clic aquí para una versión que se puede imprimir.)